Tu blog de Cirugía Plástica y estética

¿Van Siempre Bien Las Protesis De Mama?

El aumento de seno con prótesis de mama es una operación relativamente sencilla y con resultados normalmente muy buenos y una alta satisfacción de las pacientes que se somenten al procedimiento. Pero como en cualquier operación, hay riesgos asociados con la cirugía y hay complicaciones específicas asociadas a este procedimiento. Es importante saber que existe el riesgo de una complicación, pero también hay que saber que estas complicaciones se solucionan fácilmente.

El problema más común, dentro de la infrecuencia de complicaciones, es la retracción capsular, ocurre en un 1- 2 % de los casos. Tiene lugar si la cicatriz o cápsula que se forma alrededor del implante comienza a comprimir el implante. Esta compresión del implante  puede ocasionar el que el seno se endurezca al tacto. La retracción capsular puede tratarse de varias maneras: o bien rompiendo la cápsula desde fuera o bien mediante una intervención en la que se reseca total o parcialmente la cápsula engrosada y cambiando la prótesis. Normalmente no es necesario llegar a la reintervención, ya que con masajes o medicamentos se solucionan la mayoría de las capsulas.

Como con cualquier procedimiento quirúrgico, la inflamación que sigue a la operación puede ocasionar alguna hinchazón y dolor. Se pueden producir hematomas que normalmente desaparecen al cabo de unos días.

Un porcentaje muy pequeño de mujeres desarrolla una infección alrededor del  implante (porcentaje inferior al 1 por mil). Esto puede ocurrir al cabo de un  tiempo, pero normalmente  puede aparecer al cabo de una semana después de la cirugía. En algunos casos, puede ser necesario quitar el implante durante varios meses  hasta que se resuelva la infección,  pudiendo entonces ser reemplazado por uno nuevo.

Algunas mujeres dicen que sus pezones tienen más o menos sensibilidad de la normal durante un tiempo. También puede notar pequeñas zonas de acorchamiento cerca de sus incisiones. Estos síntomas normalmente desaparecen con el tiempo.

No hay evidencia de que los implantes de seno afecten a la  fertilidad,  embarazo, ni a la lactancia..  Sin embargo,  si usted ha  amamantado un bebé dentro del año anterior al aumento, puede producir leche durante unos días después de la cirugía. Esto puede ocasionar algún malestar, pero puede tratarse con la medicación prescrita por su doctor.

Muy raramente, los implantes de senos se pueden romper o tener fugas. La ruptura puede ocurrir como resultado de un accidente o debido al movimiento y la  compresión normal entre su seno y el implante. Si las prótesis están rellenas de suero fisiológico, el implante se desinflará en unas horas y el suero será absorbido por el cuerpo.

Si se produce una rotura en una prótesis rellena de gel de silicona, pueden ocurrir dos cosas. Si la cubierta  se rompe pero la cápsula o cicatriz alrededor de la prótesis no, usted no detectara  ningún cambio. Pero si la cápsula también se  rompe o  rasga, especialmente por  presión extrema,  el gel  de silicona puede circundar  en el tejido. Esta posibilidad es extremadamente rara.  El gel puede implantarse en el seno y ocasionar una nueva cápsula  alrededor, o, muy raramente,  puede emigrar a otra área del cuerpo. Este tipo de rotura se detecta rápidamente, porque se produce un cambio en la forma o la consistencia del seno, bien por la misma paciente o en las revisiones que realiza el cirujano anualmente. Ambos tipos de roturas pueden requerir una segunda operación y reemplazo del implante roto.

Las investigaciones realizadas (múltiples estudios, también realizados en España),  no han  encontrado ninguna relación clara entre los  implantes de silicona y los síntomas a los que los doctores se refieren  como – » desordenes del tejido conjuntivo».

A pesar de que no hay ninguna evidencia de que los implantes de seno ocasionen cáncer de mama, estos pueden cambiar la manera con la que se debe realizar la mamografía para poder detectar un posible cáncer. Cuando usted pide una mamografía de rutina, asegúrese de  ir a un  centro de radiología donde los  técnicos están  al corriente de  las técnicas especiales que se requieren para examinar un seno con un implante.  Simplemente se requieren vistas adicionales. Los exámenes de ultrasonidos pueden ser útiles en algunas mujeres con implantes para detectar o evaluar las prótesis. En relación al cáncer de mama, incluso hay estudios que aseguran que el cáncer de mama se detecta antes en las pacientes portadoras de prótesis de mama, ya que estas se hacen más autoexploraciones y están más acostumbradas a explorarse el pecho, con lo que mejora la supervivencia.

Aunque la gran  mayoría de mujeres no experimenta estas complicaciones, usted debería discutir cada una de ellas con su médico para asegurarse que comprende los riesgos y consecuencias del aumento de seno.

Comparte:
No hay comentarios

Deja un Comentario

Tu dirección de email no se publicará