Otoplastia: La cirugÍa de las orejas.

La otoplastia se realiza normalmente para volver a colocar las orejas prominentes cerca de la cabeza o para reducir el tamaño de las orejas grandes.
Ver proceso

Aparte de las orejas en soplillo, muy separadas o grandes, hay una variedad de otros problemas en las orejas que pueden ayudarte con este tipo de cirugía. Estos incluyen: “oreja cortada”, cuando la punta parece plegarse hacia abajo y adelante; “oreja en taza”, normalmente es una oreja muy pequeña; y “oreja en concha”, cuando la curva en el borde exterior, así como también los pliegues y dobleces naturales, no existe.

La otoplastia puede mejorar también lóbulos grandes o alargados, o lóbulos con arrugas y pliegues grandes. Los cirujanos pueden también construir nuevas orejas para aquellos que nacieron sin ellas o para quienes las perdieron después de una lesión.

¿Estás considerando realizarte una otoplastia?

En su mayoría, la operación se realiza en niños de edades comprendidas entre cuatro y catorce años. A los cuatro años las orejas casi han finalizado su crecimiento, y la cirugía precoz hará que el niño tenga que aguantar menos bromas y ridiculizaciones. La otoplastia en los adultos también es posible, y generalmente en personas mayores no hay riesgos adicionales.

Realizando una cirugía del párpado puedes corregir la caída de los párpados superiores y las bolsas de los párpados inferiores, los cuales son rasgos que puede hacer verte más mallo y más cansada/o de lo que sientes. En algunos pueden incluso interferir con la visión .La blefaroplastia puede mejorar tu apariencia y la confianza que tienes en ti, no cambiará necesariamente tu apariencia de manera que quede de una forma ideal, ni puede hacer que otra gente te trate diferente. Antes de decidir hacerte la cirugía piensa cuidadosamente en tus expectativas y háblalas con tu cirujano.

Normalmente tanto los adultos como los niños se levantan unas horas después de la intervención, aunque que puedas preferir pernoctar en el hospital con el niño hasta que todos los efectos de la anestesia general desaparezcan.

La cabeza del paciente se envuelve con un vendaje abultado inmediatamente después de la intervención para conseguir un mejor moldeado y curación. Las orejas pueden palpitar o doler unos pocos unos días, pero esto puede ser paliado con la medicación.

Después de unos días los abultados vendajes serán reemplazados por un vendaje más ligero parecido a una cinta de cabeza. Debes asegurarte de seguir las recomendaciones de tu cirujano sobre el uso de la cinta, especialmente por la noche.

Los puntos normalmente se quitarán o se disolverán más o menos en una semana.

Cualquier actividad en que la oreja pueda doblarse debe evitarse alrededor de un mes. La mayoría de los adultos pueden volver a trabajar a los cinco días de la intervención aproximadamente. Los niños pueden volver al colegio a los siete de días más o menos, si son cuidadosos jugando.

La mayoría de los pacientes, tanto jóvenes como mayores, se emocionan con los resultados de la otoplastia. Pero recuerda que la meta es la mejoría, no la perfección. No esperes que las dos orejas sean totalmente iguales ( la simetría perfecta no es posible ni natural en las orejas). Si usted ha hablado de la intervención y de sus expectativas con el cirujano antes de la operación, oportunidades hay: quedarás muy contento con el resultado.

¿Tienes más dudas sobre la otoplastia?

Si quieres recibir información más personalizada en tu ciudad de residencia de forma directa, sin intermidiarios y sin compromiso, haz clic en el siguiente botón para rellenar el formulario que se despliega.

Más tratamientos Faciales disponibles que podrían interesarte